Cómo no marearse en un barco. ¿Parece una tontería, eh? ¡Pues a quien no le haya pasado no sabe lo mal que se puede pasar! ¿Qué tipo de navegantes sois tú y los tuyos? ¿Os mareáis solo con acercaros al barco o no sabéis ni para qué sirve la Biodramina?

#1 ¿Por qué nos mareamos en un barco?

Si no quieres marearte en barco, empieza por entender por qué te mareas. ¿No te parece lógico? Verás, te mareas porque tu cuerpo tiene un sistema líquido en el oído que mide las referencias horizontales y los cambios en el movimiento. De este modo, cuando las referencias “físicas” (oído) y visuales son las mismas, no hay problema; por eso no te mareas caminando por la calle o conduciendo. En cambio, cuando te encuentras en alta mar, el movimiento de las olas hace que la información visual no coincida con las referencias que tu cuerpo recibe, y te mareas.

Así de simple. Ahora, vamos a ver qué podemos hacer para evitarlo.

Hay muchos consejos que podemos seguir para no marearnos en un barco

#2 Cinco pautas para no marearse en un barco

Primero. Sigue el movimiento de las olas. No te vas a marear más. No. En serio. ¡Hazlo, hombre! Mirar el movimiento de las olas, ayudará a tu cerebro a entender por qué te mareas; por eso se recomienda quedarse en cubierta y mirar el agua; por el contrario, lo peor que puedes hacer es bajar al camarote o meterte en un sitio sin ayudas visuales.

Segundo. Comer una manzana verde (ácida). Funciona, y siempre es bueno llevarlas cuando naveguemos en nuestro velero o viajemos en barco. En la misma medida, tener el estómago lleno también ayuda a prevenir los mareos en el barco.

Tercero. Tomar agua fría, bebidas con gas (CocaCola, Fanta, etcétera) y sentarnos. Si estamos mareados, o bien vamos a vomitar, o bien vamos a terminar por asentar el estómago y la cabeza.

Cuarto. El garbanzo del marinero. Este es el truco más antiguo de la historia, presionar la muñeca con un papel, un cartón, o un garbanzo (debajo del reloj por ejemplo). Esto mejora la presión sanguínea y reduce las posibilidades de marearse durante la navegación.

Quinto. Déjate de nervios. Hasta el más veterano de los marineros se ha mareado alguna vez, ¿sabes? Quédate en la popa, deja que el aire frío te despierte y no te pongas excesivamente nervioso/a. Eso solo hará que acuses más los síntomas y, probablemente, alargues el malestar.

Ahora pon que falla todo lo anterior, o que tienes mucha predisposición al mareo; tómate una Biodramina con cafeína (te evitará atontamientos) y sigue los pasos anteriores, ¿de acuerdo?

¡Buena mar!