Ibiza tiene muchas caras: la hippie, la fiestera, la zen, la deportista… Y, también, una más desconocida pero no por ello menos sorprendente: la que oculta bajo el agua. Nos referimos a la fauna marina, a las impresionantes praderas de posidonia y, cómo no, a algunas de las cuevas submarinas más bonitas de todo el litoral mediterráneo.

¿Te animas a descubrirlas con nosotros?

6 cuevas submarinas de Ibiza que te enamorarán

#1 Cala Espartar: el abismo está más cerca de lo que imaginas

Cala Espartar es uno de esos lugares con un encanto especial, que te sorprende en todos los sentidos. Y en el buceo, claro está, no podía ser de otra manera: más de 40 metros de profundidad te esperan en un descenso que te ofrecerá una experiencia inolvidable. Encontrarás un increíble descenso de más de 40 metros de profundidad donde conocer a decenas de especies marinas. ¡No te lo puedes perder!

#2 Cueva de la luz

Esta es una de las inmersiones más famosas de Ibiza, y no puede faltar en tu ruta de navegación por el archipiélago. La entrada de la cueva de la luz está a tan solo 3 metros de la superficie, así que no es difícil localizarla. La profundidad máxima que alcanzarás en esta inmersión es de 16 metros, y podrás admirar toda la belleza del lugar debido a que el techo se levanta unos 15 metros sobre el nivel del agua. Por el techo se filtra la luz del sol —de ahí su nombre— y se crean infinitos reflejos azulados y verdosos, así que te recomendamos que la visites durante los meses de verano: es, simplemente, espectacular.

Siguiendo esta ruta podrás visitar las columnas de Hércules, una cueva a poco menos de 10 metros de profundidad cuyo nombre se debe a unas columnas de piedra que parecen sostener el techo de la cavidad.

Cuevas en Ibiza: atardecer cerca del mar.

#3 Cueva Cala Llonga o la Catedral del Mar

Pon rumbo a Cala Llonga y prepárate para vivir una experiencia única. A unos 28 metros de profundidad encontrarás la entrada a este pequeño paraíso sumergido: una vez llegues a la cueva, una bóveda de casi 15 metros de altura te sorprenderá con increíbles juegos de luces. Si te fijas bien, verás cómo la salida de la cueva se retuerce por entre las rocas, dejando al descubierto una alucinante pared recubierta de ramas de coral rojo.

Esta cueva se llama así porque, sin fijarte demasiado, ubicarás un pequeño altar natural desde el que te observa la figura de Buda. Antiguamente había una figura de Venus, pero se perdió durante un temporal. Sea como sea, ¡no deja de ser un detalle sorprendente!

#4 Agujeros azules

Muy cerca de Portinatx, frente a la punta Xarraco, encontrarás este singular espacio: a 4 metros de la superficie verás una plataforma repleta de agujeros que dan paso a una cueva muy luminosa debido, precisamente,  a los huecos de la plataforma. Desde aquí, podrás ir descendiendo por diferentes plataformas  hasta alcanzar los 30 metros de profundidad.

#5 Cala Olivera

Muy cerquita de la Catedral encontrarás esta otra cueva, a unos 20 metros de la superficie. Sus increíbles chimeneas y la abundante fauna marina que aquí te espera te sorprenderán, ¡ya lo verás!

#6 El Don Pedro

Esto no es una cueva propiamente dicha, pero sí es una de las rutas de buceo más famosas de toda Ibiza. Se trata de los restos del Don Pedro, un buque mercante que naufragó en 2007 cuando navegaba rumbo a Valencia. Sus más de 130 metros de eslora reposan entre los 25 y los 45 metros de profundidad, lo que lo convierte en un lugar ideal tanto para los más novatos como para los expertos en buceo. ¡Increíble!

Como ves, hay muchísimas cuevas en Ibiza que pueden ser el complemento perfecto a tu ruta de navegación. Inquietantes, mágicas y misteriosas, todas y cada una de ellas tienen todos los detalles para que no quieras volver a la superficie. Y si no nos crees, ¡pruébalo!