El titulín náutico, nombre por el que se conocía a la Autorización Federativa, se extinguió en el último trimestre de 2014, imposibilitando su obtención y permitiendo a los navegantes un primer acercamiento a la práctica a través de la nueva Licencia de Navegación.

Entre ambas, las diferencias son notables y están orientadas a incrementar las competencias que ofrecía el titulín hasta el año pasado.  La razón es simple: tanto la Administración como los equipos de profesionales en el sector de la náutica de recreo consideran que es un buen punto de partida mediante el que empezar a navegar. ¿Qué te parece? ¿Estás de acuerdo?

¿Qué diferencias hay entre el titulín y la Licencia de Navegación?

Según la nueva ley aprobada en noviembre por Real Decreto, las escuelas náuticas de recreo podrán expedir licencias para el gobierno de motos náuticas de clase “C” y embarcaciones de recreo de hasta 6 metros de eslora y una potencia de motor adecuada a las mismas según su fabricante, que habilitarán para la realización de navegaciones diurnas siempre que no se alejen más de 2 millas náuticas en cualquier dirección de un puerto, marina o lugar de abrigo.

Los principales cambios, no obstante, los podríamos resumir del siguiente modo.

  • La Licencia de Navegación, al contrario que el titulín, no limita la potencia del motor (antes 40 kW o 55 C.V.)
  • Se ha ampliado a 2 millas marítimas (de una marina o puerto deportivo) la navegación con la Licencia de Navegación, con el fin de mejorar esa primera toma de contacto del navegante con la mar

Si bien es cierto que se habían planteado otras posibilidades (navegación nocturna, por ejemplo), se consideró que los conocimientos y los tiempos de teoría y práctica serían insuficientes para ampliar en exceso las competencias del nuevo titulín para 2015 (que como ya te hemos comentado, se conoce desde ya como Licencia de Navegación).

La licencia de navegación no te llevará a Croacia; pero es un buen punto de partida...

Teoría y práctica de la Licencia de Navegación

En lo que respecta a la teoría y práctica necesaria, en Neptuno ofrecemos un temario basado en los principios básicos fundamentales: 1) nomenclatura, 2) material de seguridad, 3) normas básicas de navegación, principios y precauciones, 4) maniobras en puerto, 5) prioridades de paso entre embarcaciones en navegación, 6) conocimientos de las marcas y balizas más relevantes. Y como no, algo de legislación actual, sobre todo, aquella relacionada con la Licencia de Navegación.

A todo ello, entre temas, también tendremos presentes aquellos otros temas básicos de navegación que quizá no se reflejen en este pequeño extracto, pero que se moverían entre la cabuyería (cabos y nudos), el fondeo y otras maniobras de seguridad en la mar.

Superar la teoría del curso quedará siempre a discreción de la escuela, así como el aprobado y la convalidación de las prácticas.

No hay que perder de vista que, en 2h. de teoría y 4h. de práctica se tiene que sintetizar todo mucho, por ello en Neptuno alargamos gratuitamente la formación, impartiendo una jornada completa (8h.), hecho que nos permite que los alumnos de Licencia de Navegación obtengan unos mejores resultados y finalicen el curso más preparados.

Delfines cerca de puerto. ¡Quizá con la licencia de navegación veas alguno incluso!

Convalidaciones de titulín náutico por Licencia de Navegación

Del mismo modo, si en algún momento cursamos y superamos la Autorización Federativa, podemos convalidar nuestro antiguo titulín náutico (en vigor, o caducado) por la nueva Licencia de Navegación si realizamos 4 h de prácticas de reciclaje, que se distribuirán como prácticas en la mar.

Si necesitas más información sobre cómo renovar el titulín náutico para 2015, debes saber que necesitarás fotografía tipo carnet, fotocopia del DNI, original y fotocopia de tu carnet de “titulín náutico” y certificado médico oficial.

Para más información sobre este tema, puedes consultar la información relacionada en nuestra página sobre la Licencia de Navegación.