Pese a lo que pueda parecer, incluso las titulaciones náuticas guardan algún que otro as en la manga con el que sorprenderte de vez en cuando. Y si no nos crees, ¡sigue leyendo! Vamos a explicarte unas cuantas curiosidades en las que puede que no hayas caído antes o que, directamente, desconocías a causa de los últimos cambios legislativos.

4 curiosidades que no sabías sobre titulaciones náuticas

#1 Descubre mundo con tu título de Capitán de Yate

Con tu título de Capitán de Yate puedes navegar por todo el mundo: eso, probablemente, no sea ninguna novedad, ¿cierto? ¿Pero te has planteado alguna vez que eso significa que podrás acceder a cualquier lugar del mundo al que se pueda llegar por mar? Y cualquier lugar significa cualquier lugar, desde recónditos paraísos tropicales hasta sitios a los que no puedes ir ni en avión: la isla de Flores, el extremo más oriental de Europa —sí, ¡hemos dicho Europa!—  es un buen ejemplo de cómo las titulaciones náuticas pueden abrirte las puertas del paraíso.

#2 ¡Pero con el PNB también puedes viajar!

Muchas veces, uno de los frenos principales a la hora de optar por las titulaciones náuticas más sencillas es que no nos permiten navegar tan lejos como quisiéramos. Bueno, eso es así si quieres navegar desde Barcelona al puerto de Alcudia, pero ten presente una cosa: con esta titulación puedes costear todo lo que quieras, ¿verdad? Entonces, ¿qué te impide enfilar la proa rumbo a Finisterre desde el Rosas y costear, costear hasta el fin del mundo? Exacto: ¡nada!

¡4 cosas sobre titulaciones náuticas que no sabías!

#3  Llega más lejos por mucho menos

La licencia de navegación, que sustituye al limitado “Titulín”, te abrirá las puertas al esquí acuático, al wakeboard o incluso a la conducción de motos de agua: podrás manejar embarcaciones de hasta 6 metros de eslora y motos de hasta 55 CV. ¡Bienvenido a un mundo nuevo de libertad!

#4 Los nuevos títulos te permiten vivir de tu pasión

Si te encanta el mar y, nunca mejor dicho, te sientes como pez en el agua cuando estás navegando, probablemente te encantará saber que puedes convertir tu hobbie en una forma de vida: habilitando tu título de Capitán de Yate podrás ejercer como PPER (Patrón Profesional de Embarcaciones de Recreo)

Como ves, incluso los diferentes títulos náuticos guardan sorpresas; así que si quieres dar un paso más allá en tu vida como marinero o si, directamente, quieres adentrarte en un mundo apasionante, ¡no lo dudes más! Infórmate sobre las diferentes titulaciones náuticas y descubre cuál se adapta más a ti.