calapanorama
El objetivo de nuestra oferta de PER Motor 36 es que los alumnos puedan realizar sus prácticas de radio y prácticas completas de motor, en un único fin de semana. Además la experiencia es muy enriquecedora porque los alumnos hacen sus prácticas durante una travesía, sintiendo cómo es la vida a bordo de un velero. Las prácticas incluyen una navegación nocturna que pensamos que es esencial para poder ser un buen patrón. La practica PER36  descrita en esta entrada de blog se realizó el fin de semana entre el 18 y 20 de Mayo del 2018.
observadno

La tripulación:
Esta práctica fue compartida por una excelente y variada tripulación:
– Elena, para quien ésta era su primera experiencia en el mar.
– María, que ya había hecho algunas travesías con el velero de sus padres.
– Noelia y Jordi, pareja de buceadores profesionales, con mucha navegación a sus espaldas, pero nunca como patrones.
– Xavier, quien necesita sacarse la titulación de PER para poder disfrutar del velero Swan que hereda de su tío.
– Patricia, que trabaja para nuestra Escuela Náutica Neptuno y que se ha animado a obtener la titulación PER como una divertida actividad de ocio.
– Luis, nuestro patrón profesional para esta práctica. Como un buen instructor, se ocupará en todo momento de la seguridad de los alumnos y de transmitir los conocimientos necesarios y la pasión por el mar.

La embarcación:
Esta práctica se realizó a bordo de la embarcación Bavaria 50 “Malpelo”, equipada para viajes oceánicos.  Dispone de un génova y un foque para poder adaptarse con eficiencia a las diferentes intensidades de viento. A nivel de electrónica está equipado con 6 baterías de consumo que se cargan con placas solares y un aerogenerador eólico. Lleva un plotter de Garmin con Radar integrado, un plotter Garmin de seguridad, Navtex, Inmarsat, VHF, LW y MW y muchos otros dispositivos que hacen la navegación más segura y cómoda.

cockpit

La ruta:

Luís, nuestro experimentado patrón, sugirió cruzar hasta Menorca ya que la previsión meteorológica era muy favorable, permitiendo una travesía nocturna tranquila. El objetivo era navegar de forma manual,  sin usar el autopiloto o plotter, calculando el rumbo cada hora después de situar la posición en la carta.

Los alumnos comenzaron sus prácticas de radio a las 9  de la mañana para acabar sobre las 18 horas. Después de una rápida compra de comida para el viaje, y de una sesión de información de seguridad revisando todos los elementos de seguridad del “Malpelo”, zarparon dirección a Menorca disfrutando de un espectacular atardecer. Luis explicó a la tripulación como encontrar la posición en la carta de navegación. Calcularon la corrección total para poder convertir el rumbo verdadero que trazaban en la carta en el rumbo de aguja que debían seguir en el compás magnético.
practica de carta y rumbo

Después se dividió el equipo en 3 parejas y se planificaron las  guardias de noche: de 12 a 2 horas, 2 a 4 horas y 4 a 6 horas. El patrón explicó la importancia de llevar el chaleco y el arnés puesto durante nuestras guardias nocturnas, ya que una de las peores cosas que pueden pasar es un hombre al agua durante la noche. Después de una cena ligera, empezaron las guardias que transcurrieron según lo establecido y disfrutando de una  noche tranquila y estrellada.
sunset2

Al amanecer y después de 110 millas navegadas, ya se podía observar la costa Tramontana de Menorca. El patrón decidió que era un buen momento para realizar la práctica de hombre al agua, uno de los elementos que forman parte de las prácticas de motor.cala2  Se lanzó una defensa al agua (nuestro “naufrago”) y se realizó la maniobra de Butakow según la cual debemos apartar la hélice de la embarcación del náufrago, metiendo todo el timón a la banda por la que ha caído, y cuando haya caído  60º del rumbo inicial, se cambia el timón a la banda contraria para realizar una curva en contrasentido de 270º  para encontrar al náufrago (en nuestro caso la defensa) en proa del barco.  Recogieron al “náufrago” con éxito varias veces con el bichero desde la banda de Sotavento.
Al acabar las prácticas de hombre al agua, continuaron hacia la costa y entraron en la paradisíaca Cala de Algaiarens, donde se encontraron a otro barco de  nuestra escuela, el Bavaria 46 “Sveti Nikola”, que estaba haciendo las prácticas de Patrones de Yate y Capitanes de Yate. Decidieron fondear cerca del “Sveti Nikola” para abarloarse a él y compartir unos buenos momentos con los otros alumnos de la Escuela Neptuno.

Algunos de los más valientes miembros de la tripulación se lanzaron al agua para nadar un poquito, y otros disfrutaron de la playa que alcanzaron con la dingui. Sobre las 13 horas se empezaron  a cocinar las dos paellas que dieron el toque gourmet a la travesía. Después de una bien merecida siesta al sol,  sobre las 17 horas se despedieron de la tripulacion del “Sveti Nikola”, levaron el ancla y tomaron rumbo nuevamente hacia Barcelona. Al amanecer y a unas 30 millas de Barcelona,  tuvieron el placer de disfrutar de un grupo de delfines que estaban jugando con la Proa del barco. Al llegar al Port Olimpic y tras un merecido desayuno,  practicaron las maniobras de atraque en un amarre y la maniobra de abarloarse, en este caso en la gasolinera.

Después de 36 horas y 233 millas navegadas, se avisó a Salvamento Marítimo de que la práctica había finalizado.  Vino la despedida, para todos había sido una experiencia enriquecedora que les dejó con un buen sabor de boca y muchas ganas de seguir navegando y disfrutando del mar!

ruta


Guia del navegante

Viajes en Velero