Cuando eres principiante y navegas por el Mar Mediterráneo además de las precauciones de seguridad a la hora de navegar, debes ser muy responsable con el entorno. 

Sobretodo al fondear la embarcación en calas o playas, ya que en el litoral mediterráneo se encuentra una de las especies de plantas acuáticas que solo se da en esta zona.

Esta planta se llama Posidonia y hoy te hablaremos sobre ella, y de cómo tomar las preocupaciones para no dañarla cuando vayamos a fondear. Pero antes te explicaremos por qué es tan importante esta planta para nosotros.

 

¿QUÉ ES LA POSIDONIA?

posidonia mar mediterráneo

La posidonia oceánica es una planta acuática esencial para el buen desarrollo de la vida en el mar Mediterráneo. Es una especie endémica del mediterráneo.

Muchas veces se confunden con algas, pero sus características son muy similares a las de una planta terrestre (hojas, tallo y raíces) y normalmente son observables en forma de extensas praderas sobre el fondo marino. Además, es una planta con flores y frutos, sus hojas se renuevan cada año y su tallo puede llegar a vivir unos 50 años.

Otro distintivo de esta especie es que crece sobre un fondo arenoso, a diferencia de las algas. Podemos encontrar la posidonia a una profundidad de entre 1 y hasta 40 metros.

Su extensión en todo el mar Mediterráneo es de unos 50.000 kilómetros cuadrados y en España el lugar que cuenta con más posidonia son las Islas Baleares, con alrededor de 635 kilómetros cuadrados, algo más de la mitad de todas las praderas de posidonia en territorio español.

Como última curiosidad, muchos científicos han declarado que la posidonia se trata de el ser vivo más longevo del planeta, estimando a la especie con unos 100.000 años de antigüedad.

 

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE LA POSIDONIA?

Una de las ventajas principales que ofrece la posidonia es la generación de grandes cantidades de oxígeno, algo esencial tanto para las especies que viven dentro del mar como para nosotros, ya que más de la mitad del oxígeno que respiramos viene del mar. 

Además, ayuda a la depuración de las aguas, tempera las olas, previene la erosión del litoral, ayuda a mantener las aguas cristalinas, captura C02, produce arena y es el hogar de multitud de especies.

A nivel global, podemos afirmar que la posidonia es un indicador muy claro del nivel de calidad medioambiental existente.

De todo esto es capaz la posidonia, motivos más que suficientes para cuidarla y tomar precauciones para evitar su extinción.

 

¿QUÉ ESTÁ PASANDO CON LA POSIDONIA?

La posidonia está desapareciendo poco a poco. Su extensión en el mar Mediterráneo se ha reducido entre un 13% y 38% desde 1960. En las Islas Baleares incluso se ha alcanzado un 40% de su desaparición en ciertas zonas.

La razón principal de la desaparición de la posidonia son las malas técnicas de fondeo empleadas y que provocan el destrozo por culpa de las anclas y cadenas de las embarcaciones, las cuales arrastran y barren el fondo marino arrancando matas.

De hecho, son las Islas Baleares uno de los lugares con un turismo náutico de los más demandados, lo que implica ciertos peligros que se traducen en una mayor reducción de la posidonia por no tomar las precauciones necesarias en el fondeo.

Además, sus 4 islas principales (Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera) están cubiertas por kilómetros cuadrados de posidonia. De ahí que el gobierno balear haya tenido que tomar medidas para conservarla lo máximo posible.

Otro de los principales problemas a los que se enfrenta la posidonia es el cambio climático, su alta sensibilidad a la contaminación y que, por desgracia, se encuentra en uno de los mares más contaminados del mundo.

También se ha descubierto que el ruido artificial y la contaminación acústica en el medio marino puede afectar a la posidonia, sobre todo los sonidos de baja frecuencia.

Un inconveniente más es su escasa visibilidad, lo que hace que muy poca gente conozca esta planta y que mucho menos sepan el valor ecológico con el que cuenta. Otros muchos también la confunden con algas.

Su crecimiento lento hace que, si se arrancan del fondo marino, tarden mucho en crecer. De hecho, la posidonia puede tardar entre 200 y 600 años en ocupar una hectárea.

En definitiva, con el deterioro de la posidonia aumentaría el efecto invernadero, se reduciría notablemente la cantidad de arena que encontramos en las playas, muchos animales perderían su hábitat y el agua del mediterráneo sería más sucia y perdería su color tan distintivo.

 

¿CÓMO EVITAR DAÑAR LA POSIDONIA?

Un buen navegante debe de saber con claridad la normativa de fondeo de las embarcaciones para fondear un barco de forma segura, bien por su seguridad, por la conservación del medio ambiente y para evitar posibles sanciones.

Uno de esos casos es el de la posidonia, uno de los lugares donde está prohibido fondear, dadas las ventajas que hemos visto que ofrece al ecosistema marino.

El primer paso recomendado para cuidar la posidonia es informarse sobre los beneficios que nos reporta y concienciarnos sobre su importancia para el medio ambiente.

Un segundo paso es observar el fondo marino antes de fondear. A veces la posidonia se encontrará a pocos metros y será visible a simple vista. 

Pero en otras ocasiones nos tendremos que ayudar de una app móvil que nos facilite el correcto fondeo de la embarcación y nos diga que no hay posidonia donde nos encontramos.

Otra opción será observar el fondo por nuestra propia cuenta, buceando con unas gafas acuáticas en caso de que exista bastante profundidad.

Uno de los pasos más importantes será no anclar sobre la posidonia del fondo marino y, además, intentar fondear en boya o recoger el ancla en vertical, para evitar arrastrar y deteriorar las praderas de posidonia.

Consejos para fondear cerca de posidonia

También, deberás acordarte de comprobar las cartas náuticas para evitar daños en los cables submarinos.

Por otra parte, deberás vaciar la sentina en el puerto, para evitar la contaminación de las aguas y, por lo tanto, del ecosistema donde habita la posidonia.

Para evitar dañar la posidonia fondeando sobre ella se han realizado también diversas campañas de educación y concienciación por parte de gobiernos y organizaciones.

Si vas a navegar por las Islas Baleares y quieres asegurarte de cuidar la posidonia al fondear podrás llamar incluso a un teléfono móvil de ayuda

También podrás descargar la app “Posidonia GOIB”, desarrollada por un equipo de la Consejería de Medio Ambiente e Interior de las Islas Baleares, y con la cual podrás saber en tiempo real sobre qué fondo marino te encuentras navegando y si está permitido, prohibido o regulado fondear en ese lugar.

Además, podrás reservar boyas alrededor de las Islas Baleares a través de la app del Centro Balear de Biología Aplicada (CBBASEA).

Las autoridades también han comenzado a tomar cartas en el asunto y varias comunidades españolas del Mediterráneo que cuentan con posidonia han incrementado la vigilancia marina.

Así mismo, se han creado nuevos planes de balizamiento para proteger aún más a la posidonia y también se han instalado más fondeos ecológicos y boyas de fondeo.

 

¿DÓNDE SE PUEDE FONDEAR EN LAS ISLAS BALEARES?

POSIDONIA MALLORCA POSIDONIA MENORCA POSIDONIA IBIZA

Pese a que las autoridades baleares afirman que la gente se preocupa cada vez más por fondear de manera correcta y respetando a la posidonia, hay varias zonas que aún se ven bastante afectadas.

Las zonas más delicadas son las bahías de Pollença y Alcúdia en Mallorca, bahía de Fornells en Menorca y la zona de Illetas en Ibiza y Formentera. 

POSIDONIA FORMENTERA

Hay muchas otras zonas para fondear en las Islas Baleares, por lo tanto, si puedes evitar estas zonas afectadas será mucho mejor. Y, si quieres ir a estas zonas, toma las precauciones necesarias que te hemos indicado respecto a la posidonia.

Como alternativas recomendamos, por ejemplo, la cala Fornells o la cala Figuera para fondear en Mallorca, la cala Morell en Menorca, el Racó de sa Pujada en Formentera o la cala Molí en Ibiza. Pero estas son solo algunas de las tantas opciones que tendrás disponibles para fondear con mayor facilidad.

En definitiva, la posidonia se encuentra en una situación delicada, ya que la sociedad y el turismo aún requieren de la educación y concienciación necesarias respecto a ella.

Sin embargo, se empiezan a atisbar campañas de sensibilización e incluso medidas y decretos que la protegen, lo cual demuestra que la posidonia va adquiriendo cada vez mayor importancia.

Ahora que sabes de la importancia de la posidonia, evita fondear sobre ella y toma el resto de precauciones necesarias mencionadas para cuidarla, puesto que necesitamos de ella para tener un mar sano.

Y recuerda que desde Neptuno ofrecemos el curso para obtener el título PER habilitado a Baleares. Con todo esto, ya estarás preparado para disfrutar de este verano navegando por el Mediterráneo, respetando además al ecosistema marino.

Por una navegación sostenible y respetuosa con el medio ambiente.